Unas palabras al lector

¡Hola! Soy Carmeta, madre de dos hijos y autora de cinco libros que escribí pensando en ellos y en todos aquellos jóvenes (y maduros) que, como ellos, se independizan y tienen que cuidar de ellos mismos  y de su hogar.

Mi primer libro, Cocina para hijos emancipados (que entretanto ya lleva doce ediciones) surgió por casualidad, de la necesidad de proporcionarles a mis hijos algunas instrucciones sencillas para que se alimentaran correctamente un verano que se quedaron solos en casa.

El segundo, Tareas domésticas para emancipados (5 ediciones), nació cuando ya cada uno en su propia casa, empezaron a acribillarme a preguntas de todo tipo, desde cómo poner la lavadora a cómo limpiar el baño. También en este caso opté por resolver todas sus dudas con un libro.

El tercer libro, Ya me gusta cocinar es fruto de las peticiones y sugerencias que me hacíais a través de la página web, donde me indicabais que el primero de cocina había resultado perfecto para iniciaros pero que ahora ya os gustaría otro libro con recetas más elaboradas. Pues, aquí está. Para jóvenes y no tanto, para los que vivís solos o en familia, para impresionar a vuestros invitados, para triunfar en cenas inesperadas, para deleitar el paladar con mil canapés, para hacer fiestas… y todo de la manera más fácil.

El cuarto, Sin maneras no hay manera, como los otros es eminentemente práctico y está pensado para cuando salimos de nuestro ámbito casero y nos relacionamos con los demás para que la comunicación con los otros esté regida por el respeto y las buenas maneras en el trabajo, en la mesa, con invitados, en Internet, en la conversación, etc. porque la buena educación no es una conducta, es una forma de conducirse en general.

En el quinto, Cocina para parejas, os ofrezco una serie de recetas pensadas para que las parejas disfruten de los aspectos más creativos y lúdicos de la cocina. Recetas rápidas, sencillas, algunas originales y todas ricas y sabrosas. Todas ellas con el éxito garantizado porque todas salen. Para empezar elegiréis las más sencillas para aseguraros el éxito y alejar fantasmas de fracaso o incompetencia. Podéis preparar desde una cena romántica a una comida para vuestros amigos o familiares, una cena de nochevieja o incluso algún plato de cocina internacional. Seréis los mejores anfitriones sin ser expertos en la cocina.